CHARLI TIENE UNA PESADILLA

CHARLI TIENE UNA PESADILLA
ILUSTRACIÓN DE CHARLI Y EL COFRE DEL TESORO

martes, 25 de febrero de 2014

MUSGO, de David Cirici

Musgo es un perro que ha conocido los horrores de la guerra, que se ha visto separado de la familia con la que vivía, de sus queridos niños Janinka y Mirek, y que de ser “un perro de piso” se ha convertido en un animal perdido en medio de una ciudad desolada.
“Los perros no somos salvajes. Somos animales domésticos, acostumbrados a vivir con la gente. Si tenemos que vivir solos, intentamos buscarnos la vida. Pero no nos resulta fácil. Antes de que cayera la bomba yo era un perro de piso. Estaba acostumbrado a no mojarme cuando llovía y a no pasar frío cuando nevaba. Encontraba mi plato de comida lleno dos veces al día. Iba limpio, no tenía pulgas y pisaba suelos de madera y alfombras mullidas... Si te quedas sin casa y sin amigos, las cosas se complican... Los animales domésticos, cuando dejamos de ser domésticos, somos unos desgraciados...”.
Confieso que tras leer las primeras páginas de esta novela creí que sería incapaz de continuar con ella (los que tengáis perro me entenderéis), pero hice un gran esfuerzo para seguir con la lectura y realmente mereció la pena.
La voz narrativa en primera persona y desde los más profundos sentimientos de este noble animal, es acertadísima para entender, si es que es posible entenderlos, los comportamientos humanos. La historia es triste, pero es hermosa. El dolor de la pérdida y la soledad están presentes en todo momento, al igual que la maldad de las personas, sobre todo si gozan de un cierto poder. Pero Musgo no se rinde, a pesar de sufrir más de una calamidad en su vida callejera, porque su olfato, de vez en cuando, le dice que Janinka y Mirek están vivos y que él los puede recuperar.
PREMIO EDEBÉ DE LITERATURA INFANTIL 2013
A partir de 10 años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario